Semillas de Fenogreco, una fuente de beneficios para el organismo

El Fenogreco, también llamado Alholva, es una semilla de la familia de las lentejas, garbanzos, arvejas y guisantes. Su sabor es un poco amargo. Es originario de Asia y del sur de Europa, y sus poderes medicinales han sido utilizados desde hace muchos años en la India, Grecia y Egipto. El nombre científico de esta planta es Trigonella foenum-graecum.

La versatilidad de esta planta a la hora de consumirla la hace verdaderamente atractiva. Mientras que otras solo pueden consumirse en forma de té, cápsulas y ungüentos, esta incluso puede incluirse en la dieta diaria.

De la Alholva se aprovecha todo: las hojas y los tallos se pueden comer en las ensaladas y con las semillas se elaboran ricos platos, una vez que se hidratan y luego se trituran. Además, el Fenogreco sirve para aderezar los alimentos.

fenogreco medicinal

Propiedades medicinales del fenogreco

Los componentes activos del Fenogreco son los carbohidratos —indispensables para proporcionar energía al cuerpo— y tiene proteína vegetal y grasa. A esto se le suman vitaminas, calcio, potasio, selenio, zinc, cobre, manganeso y magnesio.

La lista continúa, ya que el Fenogreco también aporta al cuerpo fitoquímicos, caninos, fenoles y flavonoides. Todo esto lo convierte en un alimento de importante valor nutricional para el desarrollo del hombre.

Al ser una fuente rica en muchos de los nutrientes que necesita el cuerpo, los beneficios son también considerables.

Entre los más destacados se encuentra su importancia en la dieta de las personas que padecen diabetes tipo II, puesto que ayuda a regular los niveles de la glucosa en la sangre. Además, mantiene a raya el ácido úrico, mejora la digestión de los alimentos y reduce los niveles de colesterol.

Para las mujeres es importante su consumo, pues ayuda a regular la menstruación y previene los dolores relacionados con esos días.

Respecto a las mujeres que se encuentran en período de lactancia, es muy recomendable que el Fenogreco forme parte de su dieta diaria, ya que tiene la propiedad de incrementar la producción de leche, y se cree que en el desarrollo femenino ayuda al crecimiento de las mamas.

Modos de uso

  • Cataplasmas: Para las personas que padecen dolores relacionados con el cáncer, se hacen cataplasmas con las hojas de Alholva y se aplican en la zona donde se encuentra el tumor. Tiene efectos antiinflamatorios que ayudan a disminuir las dolencias.
  • : Si se toman algunas hojas y se dejan hervir durante algunos minutos se puede consumir un té que ayuda a quienes sufren insomnio. Además, proporciona alivio a la fiebre y a las irritaciones de la garganta causadas por los resfriados.
  • Ensaladas: Añadir las hojas de Alholva en las ensaladas crudas es bueno para el correcto funcionamiento del hígado, entre otros muchos beneficios.
  • Cápsulas: Están indicadas, en su mayoría, para personas que sufren diabetes de tipo I y tipo II. Algunos estudios han demostrado que se puede controlar la enfermedad de manera natural si este alimento se incorpora a diario como una medicina.

Se trata de una planta muy sencilla de cultivar, no se necesitan grandes espacios ni muchos cuidados, por lo que cualquiera puede tenerla en su casa. No se conocen indicios de efectos secundarios por su consumo diario.

Investigación

  • Anticancerígeno. Existen diversos estudios que señalan que esta planta podría servir para combatir el cáncer. Uno de los primeros estudios fue realizado por el Dr Amr Amin et al., en 2005 (fuente), así como el cáncer de páncreas y próstata (Shabber et al, 2009, fuente), entre otros. Estas investigaciones señalan que el fenogreco podría ayudar a prevenir e incluso combatir el cáncer.

No olvides compartir!