Remedios para la rinitis alérgica (Alergia al polen)

La rinitis es un síntoma común en casos de alergia y otros padecimientos. La rinitis alérgica es un tipo de inflamación en la mucosa nasal la cual es causada por reacciones alérgicas al polen. Este síntoma es similar al de la gripe y el resfriado común, aunque su origen no es causado por una infección. La rinitis también se puede causar por reacciones agudas a compuestos extraños al cuerpo como el polvo y moho, aunque en estos casos su tratamiento suele ser ligeramente diferente.

La rinitis se caracteriza por un flujo nasal constante. No importa cuanto te suenes la nariz, el flujo continúa. Conforme los síntomas empeoran se puede dar irritación de la nariz y labios. Algunas personas, para liberarse del exceso de flujo nasal, lo inspiran. Esto puede empeorar los síntomas y causar sinusitis. 

Qué causa las alergias

Las alergias son reacciones inmunológicas ante compuestos que no son nocivos. Se trata de una reacción equivocada de nuestro sistema inmune, el cual identifica un compuesto externo como potencialmente nocivo, y desencadena una cadena de reacciones inflamatorias. Desafortunadamente esta reacción nos hace sentir mucho peor de lo que deberíamos.

Los tipos de polen que usualmente causan alergia incluyen:

  • Hierbas de los géneros Gramineas, Oleas, y Parietaria.
  • Árboles como Robles, Álamos, Olmos, Cedros, Abedules, entre muchos otros.
  • Una gran cantidad de céspedes y hierbas.
  • Diversos tipos de hongos.

Otros compuestos causan reacciones alérgicas que tiene síntomas similares, tales como: pelo de animales (gatos y perros); polvo y moho; y ácaros.

Rinitis alérgica: Síntomas

Cómo combatir la rinitis alérgica

Para combatir la rinitis alérgica lo primero que se debe hacer es identificar la causa de la reacción alérgica. Si usted tiene historial sobre alergias entonces será fácil identificar la causa. Si es la primera vez, o aún no logra identificar la causa, le recomendamos consultar con un médico o un alergólogo, quien podrá hacer un test de sangre para identificar la causa de sus alergias.

Una vez que ha identificado que le causa alergias, lo más recomendable es evitar su contacto.

Algunos consejos para combatir la rinitis alérgica en el hogar:

  • Mantenga el hogar limpio y si no es temporada de polen, ventilado.
  • En caso de ser temporada de polen, mantenga las ventanas cerradas y limpie las superficies de forma regular con un paño húmedo.
  • Para combatir el polen se puede aplicar un poco de vaselina debajo de la nariz. Esto reducirá la cantidad de polen que inhala.
  • Finalmente aconsejamos consultar con el médico sobre el uso de antihistamínicos y corticosteroides. Los antihistamínicos son sustancias que detienen el comienzo de las alergias. Los corticosteroides son compuestos que combaten la inflamación y se pueden aplicar de forma local.

Remedios naturales para las alergias

Los síntomas de las alergias, como la rinitis, el flujo nasal, comezón, y otros, se pueden combatir con remedios naturales. Es importante señalar que estos métodos no curan la causa de la alergia, pero reducen efectivamente el malestar.

  • Consumir frutas. La naranja y otros cítricos tienen un efecto antiinflamatorio. Puede tomar de uno a cuatro vasos de jugo de naranja al día. 
  • Propóleo. El propóleo es un producto derivado de la cera de las abejas y que tiene efectos antihistamínicos. Cabe señalar que este producto suele tener rastros de polen, y si se es alérgico a estas plantas puede tener efectos contraproducentes. Recomendamos consultar con un doctor antes de comenzar su uso.
  • Ajo. El ajo tiene propiedades antiinflamatorias. Una cocción de 6 dientes de ajo en medio litro de agua. Se inhala de forma despacio para relajar las fosas nasales. Ayuda también a prevenir la sinusitis.
Rinitis alérgica: Qué es

¿Vacunas para las alergias?

Existen tratamientos experimentales llamados «vacunas antialérgicas» los cuales consisten en identificar la sustancia que causa la alergia y administrar en dosis pequeñas y controladas. Las dosis se incrementan gradualmente para ayudar a que el cuerpo reconozca la sustancia como inofensiva y lograr cambiar el efecto.

Las vacunas anti-alérgica no se suelen usar para el tratamiento de la alergia al polen y que sus resultados suelen ser mixtos y en algunos casos empeorar las alergias. Su uso es más común en casos de picaduras de insectos. 

Si estás interesado en este tipo de tratamiento aconsejamos contactar a su doctor y discutir sobre si es recomendable para usted.

Investigación sobre la rinitis alérgica y el asma

Las alergias al polen son un problema que afecta hasta el 20% de la población mundial, por ello es que al día de hoy existe mucha investigación sobre la mejor manera de tratarlas. Te dejamos aquí dos artículos de interés sobre el propóleo y como este podría convertirse en un método efectivo para combatir el asma, el cual es una condición inflamatoria similar al de las alergias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *