Propiedades medicinales uña de gato

Uña de gato

 

La uña de gato (Uncaria tomentosa) es un árbol proveniente de la selva amazónica. Se le puede encontrar en zonas templadas y tropicales alrededor de Centroamérica, Colombia, Ecuador y Venezuela. Se le llama comúnmente uña de gato debido a la presencia de espinas en el tallo. Estas espinas tienen miden alrededor de dos centímetros y están curveadas, asemejando así las uñas de los gatos. Se le conoce también por los nombres comunes de garabato amarillon, rangaya, samento, entre muchos otros.

La uña de gato puede medir hasta 20 metros de altura. Sus tallos, cuando jóvenes, tienen una forma cuadrangular. Conforme crece su tallo adquiere una textura leñosa. Las hojas son ovaladas de color verde brillante y se unen al tallo por pecicolos cortos. Justo encima del pecicolo surgen unas espinas curvas que le dan el nombre a la planta: uña de gato.

Para fines medicinales la parte de interés es la corteza.

Propiedades terapéuticas

La uña de gato se ha usado desde hace muchos años. Forma parte de la medicina tradicional del amazonas. Se ha usado por diversos grupos indígenas del Perú, principalmente los Asháninka. Se le ha usado en el tratamiento de alergias, cirrosis, diabetes, tumores malignos, contra las reumas, así como tratamiento de problemas menstruales. Es una planta que se ha usado de forma tradicional en la zona por siglos, y que desde hace décadas se ha estudiado en laboratorios clínicos.

La composición química de la uña de gato se ha estudiado extensivamente. En la corteza encontramos compuestos polifenólicos (flavonoides y procanidinas), terpenos (esterloes, beta sitosterol, capsterol y estigmasterol), y derivados de ácidos triterpénicos (ácido ursíolico y ácido quimnóvico). También se encuentran alcaloides oxindólicos tetracíclicos (AOT) y oxindólicos pentacíclicos (AOP).

Sus principales efectos son los siguientes:

  • Antibiótico y antiviral.
  • Antiinflamatorio y antioxidante. La presencia de esteroles, AOP y ácido quinóvico y las procianidinas le dan esta propiedad. Estas propiedades son benéficas en el tratamiento de las reumas y artritis. En estas enfermedades existe un proceso inflamatorio que daña las articulaciones causando dolor. La uña de gato detiene este proceso, y los alcaloides reducen el dolor. (Fuente: Sandoval Chacon et al, 1998, Jürgensen et al, 2005)
  • Antioxidante. Se ha demostrado que el extracto de esta planta puede estimular la reparación del ADN (Fuente: Sandoval Chacon et al. 1998). El compoenente activo son las procianidinas. Los procesos oxidativos están muy relacionados con la degeneración del cartílago en las enfermedades reumáticas.
  • Estimulante del sistema imunológico. Los alcaloides presentes tienen un efecto en el sistema inmunológico que estimula la producción de linfocitos (B y T). Este uso aún se encuentra en investigación y no se comprende del todo cómo funciona. Sin embargo, esto podría traer grandes beneficios para personas con sistemas inmunes comprometidos: quimioterapias, enfermedades crónicas no autoinmunes y paciente con VIH.
  • Antitumoral. La planta tiene un efecto pro-apoptótico. Es decir, ayuda a regular el correcto ciclo celular, permitiendo la eliminación de células malignas (Fuente: ).
    Contraindicaciones. Se desdaconseja su uso en paciente con enfermedades autoinumens o tuberculosis. Pacientes con sistemas inmunes comprometidos deberán consultar primero con su médico antes de comenzar un tratamiento con uña de gato.

Modo de uso

La concentración de la uña de gato varía mucho por lo que es recomendable empezar con dosis pequeñas, o bien, adquirir preparados ya hechos por especialistas. De igual manera existen pocos reportes sobre toxicidad del mismo (puede tener efectos adversos en hígado y páncreas). Debido a ello nosotros recomendamos comenzar el uso con dosis pequeñas y bajo la supervisión de un médico especialistas.