Propiedades medicinales passiflora

Pasiflora

Antidepresivo. Sedante.

La passiflora (Passiflora incarnata) es una planta floral originaria de Nortamérica. Es muy común en Estados Unidos, México y algunas regiones de Centroamérica y Suadmérica. El género Passiflora alberca más de 500 especies distintas, muchas de ellas muy semejantes en aspecto y propiedades, por lo que se debe tener cuidado de no confundirlas. También se le conoce por los nombres de Flor de la Pasión (de Jesucristo), granadilla o pasionaria.

La passiflora es una planta herbácea de tipo trepadora, es decir, crece sujetándose de otras superficies como pueden ser piedras u otras plantas. Los tallos son lechosos y su interior hueco. Las hojas son pecicoladas y divididas en 3 segmentos. Las flores son de gran tamaño y muy atractivas, poseen 5 pétalos y tiene colores que varían entre el blanco, rojo y morado. El fruto es una pequeña baya de forma ovalada que contiene una gran cantidad de semillas.

Para fines medicinales se han empleado las flores, tallos, frutos y hojas.

Propiedades terapeúticas

El componente activo principal son los flavonoides (Vitexina). Su concentración ronda el 1.5%. Tambièn posee diversos alcaloides como el harmano, harmina y el harmol. Como hemos discutido anteriormente, los alcaloides son sustancias que tienen diversos efectos en el sistema nervioso. Sus efectos pueden ayudar en diversas condiciones psicológicos, emocionales y cardíacas, pero siempre se debe tener suma precaución en su uso.

Los nativos americanos usaban la passiflora como droga. También la empleaban coo alimento y bebida. Su uso medicinal se enfocaba en tratar problemas de nervios e insomnio. Existen reportes que señalan que las raíces eran usadas para tratar diversos dolores (analgésico y antiinfalamatorio) tales como dolor de oidos, problemas del hígado, etc.

Desafortunadamente existen pocos estudios médicos que expliquen a detalle sus efectos y potenciales usos.

Debido a la presencia de alcaloides esta planta no se debe de usar de forma doméstica. Existe un elevado riesgo de intoxicación que puede causar dolores estomacales, mareos, vómitos, convulsiones e incluso la muerte. Queda desaconsejado su uso en niños, mujeres embarazadas o en lactancia, y personas que estén tomando medicación para remediar problemas nerviosos.

Los estudios más reciente señalan que podría tener efectos similares al oxazepam o la clonidina. También se ha considerado su uso para tratar problemas de adicción a drogas, pudiendose usar como un sustituto temporal para reducir los problemas de deshabituación (Dhawan, K. et al 2001, Akhondzadeh S. et al, 2001).

No olvides compartir!