Propiedades medicinales mastuerzo de los prados

Cardamine pratensisAntiescorbútico, Antirreumático, Sedativo.

El mastuerzo de los prados (Cardamine pratensis) es una planta herbácea común en zonas húmedas. Es común a lo largo de toda Europa y el oeste de Asia. También e le conoce con el nombre de Cardamina, berro del prado, y caradmino de los prados.

Se trata de una planta perenne que mide entre 40 y 60 cms de altura. Las hojas son pinadas y miden entre 5 y 12 centímetros de largo de donde se desprende unas hojas inferiores de apenas 1 cm de largo. Las flores emergen de un brote largo de unos 10 a 30 cms, por lo que la flore sobresale del resto de la planta. Suele dar una docena de flores. Éstas son de color blanco o rosa pálido.

Florece entre la primavera y el verano.

Para fines medicinales empleamos las flores del mastuerzo de los prados, aunque también existen preparaciones que usan la planta entera. La colecta se hace durante la temporada de floración. Secamos las flores a la sombra y después las trituramos en polvo fino. Se debe preservar en un lugar seco y libre de polvo.
Tanto las hojas como las flores son comestibles. Se pueden usar para acompañar todo tipo de ensaladas verdes.

Dato curioso: en la tradición popular se suele decir que es una planta sagrada para las hadas y que es de mala suerte llevarlas dentro de nuestros hogares.

Propiedades terapéuticas

Posee diversas sustancias glucosídicas, entre ellas la glucococlearina. Esta sustancia tiene propiedades tónicas. También es rica en vitamina C por lo que se le ha usado como suplemento alimenticio y para prevenir el escorbuto.

También se ha usado como expectorante, que ayuda a descongestionar las vías respiratorias. Por la presencia de vitamina C resulta ideal para catarros y otras enfermedades similares.

Sus usos medicinales son hoy en día limitados y es más bien usada para fines de ornato. Si bien puede ser benéfica en casos de enfermedades respiratorias, existen otras plantas que son más eficaces.

Modo de uso

Polvo. Como mencionamos anteriormente: primero debemos secar las flores a la sombra (también se puede secar la planta entera), y molemos en un mortero. Se añade de una a dos cucharaditas de polvo al café u otras bebidas calientes.

Infusión. Colocamos una cucharadita de flores secas en una taza de agua hirviendo. Dejamos reposar 10 minutos y después retiramos las flores. Se pueden tomar entre 3 y 5 tazas al día.

Zumo. Se prepara a partir de la planta entera. La machacamos hasta obtener una pasta de consistencia espesa. Esta la diluimos en agua y podemos endulzar con un poco de azúcar o agua.

¡Es importante compartir!...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone