Propiedades medicinales konjac

Amorphophallus konjac flor

Adelgazamiento, Laxante

El konjac (Amorphophallus konjac) es una especie común en zonas tropicales de Asia y África. Se conoce también por los nombres comunes de glucomanano, gonyak, lirio de vudú, lengua del diablo, entre otros nombres que aluden a la peculiar forma de su flor.

El konjac es una planta perenne que consta de un tallo leñoso recto de unos 20 cms de diámetro. Posee una hoja única de gran tamaño la cual está segmentada (forma pinada). Esta hoja llega a medir hasta 1.5 metros de ancho. Usualmente produce una única flor de gran tamaño. La flor del konjac es de color escarlata o púrpura obscuro. La flor tiene una forma de espádice, y mide hasta 55 centímetros de largo.

La raíz del konjac consta de un tubérculo fibroso que almacena gran cantidad de agua. A partir del tubérculo se obtiene una harina la cuál sirve como base en la preparación de diversos productos alimenticios. Esta harina es usada frecuentemente en la gastronomía japonesa, coreana y china. Algunos productos incluyen mermeladas, jaleas, fideos, dulces, etc…

Propiedades terapeúticas

El polvo de konjac se suele emplear como aditivo alimentario (el glucomanano per se, el cual se suele señalar bajo el código E425). Se trata de un tipo de fibra que puede absorber grandes volúmenes de agua (hasta 100 veces su propio volumen). Su principal uso es como complemento alimenticio para bajar de peso.

Su mecanismo de acción es sencillo: al tratarse de una fibra soluble esta incrementa su volumen al entrar en contacto con el agua y causa una sensación de satisfacción, reduciendo así el hambre. Con esto se logra reducir el hambre y su uso a mediano plazo facilita perder de peso.

El glucomananano también es un agente reductor del colesterol, reduce la absorción de azúcares y reduce los niveles de triglicéridos.

Debido a estas dos propiedades el glucomanano se emplea como suplemento dietético en casos de sobrepeso, obesidad, niveles altos de colesterol y triglicéridos y síndrome metabólico.

Otros estudios han señalado que el glucomanano tiene un ligero efecto laxativo, suaviza la mucosa intestinal, y favorece la flora intestinal. Esto ayuda a mejorar la digestión, reduce las flatulencias e inflamaciones intestinales causadas por digestiones lentas.

El glucomanano tiene pocos efectos secundarios y por lo general son extremadamente raros. Es un producto libre toxinas, y en raras ocasiones puede causar dolor abdominal o flatulencias. En caso de presentar cualquiera de estos síntomas se aconseja descontinuar su consumo y consultar con un médico.

Elephant yam, Stanley s water-tub, Konjac

Modo de uso

Importante. El glucomanano por vía oral debe ser acompañado de agua. Esto debido a que absorbe una gran cantidad de agua, que rápidamente incrementa su volumen. De no acompañarse con agua puede causar obstrucción del esófago o de los intestinos.

La harina de glucomanano se obtiene al secar y triturar el tubérculo del konjac. Esta se puede procesar para obtener otros productos como anteriormente mencionamos. También se pueden adquirir píldoras en tiendas especializadas. Recuerda que todos estos productos se deben de consumir acompañados de agua.

Importante. Se recomienda consultar con un médico si se están tomando otros medicamentos. De forma general se recomienda distanciar el consumo de glucomanano de otros medicamentos ya que éste puede absorber los medicamentos diluidos y reducir su eficacia.