Propiedades medicinales eucalipto

Eucalipto medicinal

Antiséptico, Cicatrizante, Expectorante

El eucalipto (Eucalyptus) es un género árboles originario de Australia y popularmente conocido en casi todo el mundo. Ha probado ser un árbol que se adapta fácilmente a una gran variedad de climas. En un principio fue introducido para poder estabilizar el suelo en zonas pantanosas, por ejemplo, para prevenir plagas y epidemias en comunidades que viven cerca de fuentes de aguas estancadas. Hoy en día tiene gran valor comercial. Debido a su rápido crecimiento se suele usar en la producción de papel o madera. Este artículo se centra en el Eucalyptus globulus. Existen alrededor de 700 especies distintas de eucalipto, y la mayoría guarda propiedades similares.

Los eucaliptos son árboles perennes (no pierden sus hojas en el invierno). Su tallo es grueso y tiene una consistencia firme. Pueden alcanzar grandes alturas, algunas especies pueden incluso superar los 60 metros de altura. La corteza es de color marrón claro, a veces el tono es casi gris. Las hojas son sésiles y tienen una forma alargada. Conforme las hojas maduran adquieren un color verde con tonos ligeramente azules y comienzan a emitir el aroma tan característico. Este aroma es muy popular en la aromaterapia.

Las flores son pequeñas y tienen tonos blanco, amarillo pálido, rosa o rojo. La flor en si carece de pétalos, y se encuentra decorada en su lugar por abundantes pistilos. El fruto está cubierto por una cascara dura. De hecho el nombre de Eucalipto proviene del griego y significa Bien cubierto.

Propiedades terapéuticas

El componente activo más importante es el aceite esencial llamado eucaliptol. Esta sustancia tiene las siguientes propiedades:

  • Antiséptico. El aroma del eucalipto no sólo es agradable, sino que también ayuda a contrarrestar infecciones en las vías respiratorias. También se puede administrar por vía oral, pero las dosis deben de ser pequeñas y controladas ya que puede provocar efectos adversos: irritación estomacal, acidez, y vómitos. Su uso es más frecuente de forma tópica. En este caso se preparan cremas o aceites los cuales también previenen las infecciones.
  • Cicatrizante. Los bálsamos y cremas a base de eucalipto ayudan a sanar heridas y a promover una cicatrización saludable.
  • Expectorante. La esencia también ayuda a limpiar las vías respiratorias. Esto, junto con su efecto antiséptico lo vuelven ideal para enfermedades congestivas como la tos con flemas.

Está contraindicado en mujeres embarazadas, además de personas con alguno(s) de los siguientes padecimientos: problemas del hígado, problemas de riñón, quienes estén tomando medicamentos antiepilepticos, y si se están tomando analgésicos.

Modo de uso

  • Decocción. Se prepara a partir de las hojas. Usaremos 3 hojas secas, se hierven en una taza y después se deja enfriar por unos 5 minutos.
  • Jarabe. Se prepara con la esencia (eucaliptol) y miel. Se toma la cantidad de cucharadas señaladas por el médico. Se usa principalmente como expectorante.
  • Inhalación. Podemos preparar la decocción antes mencionada y sencillamente inhalar los vapores.
¡Es importante compartir!...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone