Propiedades medicinales espino cerval

Rhamnus cathartica

Tóxico

El espino cerval (Rhamnus cathartica) es un arbol peque;o común en Europa, oeste asiático y el norte de África. Fue introducido en Norteamérica como planta de ornato durante el siglo XIX. Hoy en día se le puede encontrar en la mayor parte de Norteamérica y es considerado una especie invasiva. Otras especies relacionadas incluyen el espino albar y el espino de tintes.

El espino cerval mide hasta 10 metros de altura. Cuando es joven la corteza es de color negro, lisa y con una textura sólida, pero con el pasar de los años comienza a suavizarse y la parte externa se empieza a descomponer en “hilos”. Las ramas por su parte son de color grisáceo y poseen espinas. Las hojas tienen una forma ovalada y miden alrededor de 3 cm de largo. Las flores son pequeñas y de color verde amarillento y poseen 4 pétalos. El fruto es una baya de color obscuro que mide alrededor de 8 mm de diámetro, cada fruto contiene de 2 a 4 semillas. La floración se da entre Mayo y Junio.

Tanto las hojas como las semillas son moderadamente venenosas. No se recomienda su uso.

Propiedades terapéuticas

Como mencionamos anteriormente, las hojas y semillas son tóxicas tales como antraquinona y emodina. El consumo de estas partes causa dolores estomacales, nausea y vómitos. De antaño se empleó como laxativo, al igual que como vermífugo (es decir, elimina lombrices y otros parásitos en el tracto digestivo). Debido a sus efectos adversos desaconsejamos el uso de esta planta.

Durante 1997 la especie fue estudiada para conocer sus efectos en el metabolismo del azúcar. El consumo de pequeñas dosis por ratones causó acumulación de glucógeno en el hígado y subsecuente daño hepático. (Lichtensteiger, C.; Johnston N.; Beasley V.). Esto implica un mayor riesgo para personas que hacen uso de esta planta sin supervisión médica.