Propiedades Medicinales del Glaucio

Hay plantas que han atraído al hombre desde hace décadas, no solo por sus beneficios terapéuticos, sino también por sus aplicaciones ornamentales, o porque constituyen un atractivo visual difícil de ignorar. Este es el caso del Glaucio, también llamado: amapola marina, amapola de las playas, adormidera, almacharán de mar o amapola cornuda.

La belleza silvestre del Glaucio, lamentablemente, se ha visto expuesta a amenazas provocadas por la urbanización de sus zonas de hábitats naturales: zonas costeras del continente europeo en donde el turismo de sol y playa ha incrementado, y en donde la “necesidad” de acondicionar estos terrenos de forma mecanizada ha provocado una disminución considerable de esta especie.

Si bien el carácter terapéutico del Glaucio hay que considerarlo con reserva, debido a sus componentes alcaloides que pueden resultar tóxicos, se han comprobado sus beneficios para ciertos tratamientos antitusivos, entre otros.

Características principales del Glaucio

El Glaucio flavum, que en latín quiere decir literalmente Glaucio amarillo; pertenece a la familia de las Papaveraceae. Es una planta de gran belleza que se encuentra dispersa en zonas costeras del Mediterráneo, del mar Negro, el noroeste de África, algunas partes de Asia y ocasionalmente en regiones del Atlántico como las Islas Canarias, el Mar del Norte o las Islas Británicas. Terrenos pedregosos y arenosos donde hay abundantes restos orgánicos, son óptimos para su crecimiento y desarrollo.

Su ciclo de vida es de dos años o más, tiempo en el que germina, crece, florece y produce sus semillas. Puede alcanzar hasta 80 centímetros de altura y sus raíces son muy gruesas. Su tallo, de un color verde ceniciento y liso al tacto, está recubierto por una especie de cera o látex que puede retirarse fácilmente.

Posee hojas gruesas que según el lugar en donde crezcan, pueden tener ciertas diferencias: las de la base son pecioladas y lobuladas, son de color verde claro y forman una especie de rosa de tacto áspero por la cantidad de pelos que tiene; las de la parte superior, no tienen peciolo, son más pequeñas que las de la base y tienen un borde dentado; también de color verde.

flor amarilla del glaucio

Su flor, y aquí radica la parte más llamativa a nivel visual del Glaucio, es de color amarillo, a veces con tonos naranja y de gran belleza, tiene cuatro pétalos arrugados que se cruzan formando una especie de copa. Alcanza un tamaño de hasta 7 centímetros de diámetro. Las flores se forman en la axila de las hojas superiores, aparecen a mediados de Mayo y se conservan durante todo el verano.

Su fruto es una vaina curvada que alcanza alrededor de 25 centímetros de longitud, cuando madura se abre y contiene numerosas semillas de color negruzco. Si bien la parte más utilizada de la planta son sus hojas, cuando se colcecta, se hace tomando la planta entera.

Compuestos químicos del Glaucio

En tiempos pasados, se llegó a utilizar el Glaucio como tratamiento para la sanación de las cataratas de los ojos, se consideraba que tenía cierta propiedad para eliminar la turbiedad que se formaba en las corneas. Hoy en día, estudios más acertados se están orientando en las aplicaciones que los componentes del Glaucio ofrece en el tratamiento de enfermedades como el cáncer.

Entre los principales compuestos químicos del Glaucio se encuentran:

  • Alcaloides: entre los que destaca la glaucina como el alcaloide principal, también se encuentran los siguientes: isoboldina, arosinina, glaucentrina, protopina, entre otros; estos generalmente se encuentran en sus hojas. En la raíz, se pueden encontrar: escoleurina, magnoflorina, protopina, sanguinarina.

La glaucina se ha catalogado como una droga de efectos recreativos, pues tiene la propiedad de causar un efecto alucinógeno en donde los colores percibidos se hacen más intensos.

  • Proteínas: encontradas en las semillas.
  • Ácidos: como el fumárico, que se encuentra en todas las partes de la planta.
  • Aceites esenciales: encontrados en las semillas.

Propriedades benéficas del Glaucio

Históricamente, al glaucio se le han atribuido propiedades medicinales favorables en problemas de orina, como laxante y para suavizar las costras que se forman en la piel de los animales de carga. Entre sus principales acciones benéficas comprobadas tenemos:

  • Cicatrizante. Sus componentes permiten una rápida cicatrización de la piel afectada por ulceras, tanto en animales como en humanos, se hace efectivo también en el tratamiento de verrugas, pues ayuda a reducir su tamaño.
  • Broncodilatador, antitusivo y anti inflamatorio. Si bien se utiliza poco en estos casos, se ha comprobado que el Glaucio tiene efectos realmente positivos en casos de espasmos pulmonares y bronquiales.
  • Antiviral y antibacteriano. Debido a la riqueza de alcaloides en el glaucio, se ha comprobado que esta planta es muy útil para tratar virus como el herpes, o la gripe.
  • Tratamiento de la insuficiencia biliar. Estimula la secreción de bilis y ayuda a eliminar cálculos biliares.
  • Diabetes. Sus alcaloides tienen propiedades que reducen los efectos negativos de esta enfermedad.
  • Usos veterinarios. Como se mencionó anteriormente, ayuda a una rápida sanación de heridas.

Contraindicaciones

A pesar de que la mayoría de los alcaloides tienen propiedades alcalinas que pueden ser beneficiosas en el tratamiento de ciertas afecciones en el cuerpo humano, la concentración de unos y otros puede resultar en efectos contraproducentes y tóxicos en personas sensibles. Ante ello, este y otros tratamientos con base en hierbas y plantas medicinales, se recomiendan sólo bajo la supervisión médica.

arbusto glaucio

En el caso del Glaucio, los posibles efectos secundarios incluyen:

  • Irritación de la piel y de los ojos si no se manipula adecuadamente.
  • Sequedad bucal.
  • Dolor de estómago y náusea.
  • Hipotensión.
  • Problemas respiratorios.

Importante: No se recomienda su uso en niños, pacientes embarazadas o en periodo de lactancia, ni en personas con insuficiencia hepática.

¿Cómo se debe usar el Glaucio?

Toda la planta contiene propiedades benéficas, pero es en sus hojas donde se concentran la mayor parte de sus componentes activos. No es recomendable utilizar sus hojas crudas para consumo. Para utilizar el Glaucio podemos procesarlo de las siguientes maneras:

  • Cocción. Se toma la raíz y se cuece en agua hirviendo hasta reducir la mitad del líquido. Este método se utiliza generalmente en el tratamiento de problemas del hígado y la ciática.
  • En jugo o zumo. El extracto del Glaucio puede consumirse en proporciones muy pequeñas: 1 cucharadita de café, 3 veces al día, es recomendable para el tratamiento de diabetes.
  • Infusiones. Preferiblemente con las hojas ya secas, en proporciones de media cucharada de planta por cada vaso de agua.
  • Planta fesca. La planta recién cortada emana un líquido que se puede usar en el tratamiento de verrugas, o para eliminar o limpiar ulceras en animales. Este líquido debe usarse con precaución, ya que puede resultar irritante para la piel y tóxico.

No olvides compartir!

A %d blogueros les gusta esto: