Propiedades medicinales de la Zanahoria

La zanahoria (daucus carota) es una de las hortalizas de mayor cultivo y consumo a nivel mundial, su alto contenido de caroteno y vitaminas A, B, y C la hacen una raíz muy apreciada y apetecible.

Su disponibilidad durante todo el año en los mercados hace de ella, una hortaliza de fácil adquisición para su consumo.

¿Qué es la Zanahoria?

La zanahoria es una hortaliza del género Daucus, pertenece a la familia de las Unbeliferas. Es una planta bianual cultivada principalmente por su raíz comestible de forma cónica, alargada y comúnmente de color naranja. Su tallo floral crece aproximadamente 10 cm de altura.

Gracias a la gran cantidad de vitaminas y minerales que posee, la zanahoria es un alimento muy completo. Su color característico color naranja se debe a la presencia de carotenos.

Es originaria de Europa y Asia Sudoccidental, sin embargo, hoy en día su cultivo está extendido a nivel mundial siendo China, Rusia y Estados Unidos los mayores productores.

Beneficios de la zanahoria para la salud

El consumo de zanahoria aporta diversos beneficios al cuerpo, mejora el funcionamiento del organismo y ayuda a prevenir algunas enfermedades comunes.

Su raíz, rica en carotenoides, vitaminas A, B3, C, E y K es, a su vez, una fuente de minerales como calcio, yodo, potasio, fósforo y magnesio necesarios para disfrutar de buena salud.

Entre sus principales beneficios destacan:

  • Su contenido de carotenoides y de vitamina A ayuda al buen funcionamiento de la retina del ojo, mejorando la visión en espacio donde hay poca luz.
  • Es regeneradora de los nervios, debido a su contenido de fósforo y potasio ayudando a vigorizar la mente.
  • Su consumo aporta vitamina E al organismo, promoviendo la formación de colágenos que combaten la acción de los radicales libres y ayudando a mantener la tersura de la piel.
  • Debido a su alto contenido de fibra ayuda a prevenir el estreñimiento, igualmente calman el exceso de acidez y molestias gástricas.
  • Posee propiedades diuréticas por su elevado contenido de agua.
  • Gracias a los betacarotenos, el cabello y las uñas se revitalizan y fortalecen.

Investigaciones realizadas sobre la Zanahoria

Estudio efectuado (2016) en la Facultad de Biotecnología de la Zhejiang University evidenció la importancia del aporte del beta-caroteno presente en la zanahoria. Esta sustancia favorece el fortalecimiento del nervio óptico mejorando la visión en condiciones de poca luz. 

Igualmente, cabe destacar la investigación llevada a cabo por el investigador O. Oliver,  publicada en la American Journal of Botany (2018) en la cual determinó que el consumo regular de zanahoria neutraliza la acción de los radicales libres. También observó el incremento del nivel de vitamina E y su acción revitalizadora de la piel.  

Modo de Uso y Contraindicaciones

La zanahoria suele usarse de distintas maneras: Rayadas, en trozos, enteras e igualmente se consumen crudas, al vapor, fritas, cocidas en guisos, sopas, natillas para bebés y en zumos e infusión.

A nivel cutáneo se utiliza colocándola sobre posibles quemaduras, eczemas, abscesos, llagas e incluso úlceras.

En líneas generales se aconseja no consumirla en dosis que superen el mínimo diario. Aunque no produce efectos nocivos, en algunas personas puede decolorar la piel y aumentar los niveles de glucosa en la sangre (siempre y cuando sea un consumo extremo).

En caso de los bebés, es importante dosificar las cantidades, se recomienda comenzar con cantidades pequeñas, sobre todo para prevenir posibles alergias o reacciones indeseadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *