Propiedades Medicinales de la Salvia

La Salvia (género Salvia) es una planta con propiedades bactericidas reconocidas a través de centurias. El hombre ha sabido sacar provecho de sus beneficios, que son muchos, así como muchas son sus variedades. Alrededor de 800 o más especies de este género plantar existen alrededor del mundo.

En Europa, durante las epidemias de peste bubónica que asolaron este continente; la Salvia fue una de las plantas más utilizadas junto con el Tomillo, el Espliego y el Romero; en una especie de aceite macerado con vinagre, que luego era aplicado en los cuerpos de las personas que querían mantenerse sanos.

La leyenda cuenta que, los sacerdotes que visitaban a los moribundos y los ladrones que asaltaban las casas desoladas, lograban mantener a raya a la peste con este ungüento milagroso.

La Salvia a través del tiempo

En el Antiguo Egipcio, alrededor del año 1500 A.C.; la Salvia ya era utilizada contra picaduras de mosquitos y erupciones en la piel. Su significado etimológico es “curar” y proviene de la palabra latina “salvare”. Grandes científicos de la antigüedad como Plinio el Viejo y Galeno, ya daban testimonio de las propiedades curativas de esta planta. Aunque no se tiene certeza de a cuál de las especies de Salvia se referían, pero posiblemente haya sido la especie Salvia Officinalis.

Incluso, se ha hecho referencia de ella en algunos poemas y en enciclopedias botánicas durante la Edad Media, en donde resaltan sus virtudes, sus propiedades astringentes, su olor, y su eterno verdor.

Ha sido objeto de culto y se le han atribuido propiedades mágicas y de protección como amuleto, en diferentes culturas. Y como nota curiosa, también ha sido un elemento de referencia para expandir la conciencia, ya que, existe un género propio de México, a la que se le atribuyen propiedades alucinógenas: la Salvia Divinorum o hierba de los Dioses. Se dice que, poderes de sabiduría y adivinación son transmitidos por esta planta a quien la consume.

Por sus múltiples atributos antisépticos, la Salvia tiene un historial multifacético de aplicaciones para el beneficio de la especie humana. Entre estas están:

  • Calmante.
  • Terapéutica.
  • Astringente.
  • Como condimento en la gastronomía.
  • Útil contra enfermedades provocadas por climas fríos.
  • Para mantener el aliento fresco y los dientes limpios.
  • En la cura y sanación de heridas y llagas en la piel.

 Características de la Salvia

De las Lamiáceas, familia de plantas con flores; la Salvia es la más numerosa. A su vez pertenece al grupo de plantas denominadas Mentheae, que taxonómicamente se ubica en la subfamilia de las Nepetoideae. La Salvia Officinalis es la más habitual.

Entre las Salvias, hay especies que tienen un ciclo de vida variable que dura entre 1, 2 y hasta más años.

Puede decirse que es una planta de raíz y tallo leñoso en su base y que se ramifica a medida que gana una altura aproximada de 70 u 80 centímetros; haciéndose más flexible. Sus hojas ovaladas, de textura rugosa y que tienen un borde ligeramente dentado, resisten bien los climas fríos gracias a sus tricomas o superficie lanuda; poseen un aroma intenso y su sabor tiene cierta amargura.

Salvia medicinal

Sus flores de cáliz tubular, varían en tonalidades azules, violetas o rosadas, dependiendo del género. Se agrupan en una especie de espiga que florecen al finalizar la primavera, dejándose ver durante todo el verano.

Actualmente las diferentes especies de Salvia, se distribuyen alrededor de todo el mundo, siendo América, Asia central y la cuenca del Mediterráneo, los lugares que albergan la mayor parte su diversidad.

Los terrenos más propicios para su cultivo, suelen ser áridos y rocosos.

Para hacer uso de sus propiedades, a la Salvia se le recolectan las hojas y los extremos con flores sin abrir. Luego se secan a temperaturas altas, para poder conservar el producto, que se guarda a temperatura ambiente, en envases limpios y libres de humedad.

Propiedades activas de la Salvia

Entre los principios activos presentes en la Salvia, la botánica ha determinado a los siguientes:

  • Aceites esenciales: ricos en tuyona, borneol y cineol.
  • Alcanfor.
  • Albuminoides.
  • Ácido fosfórico.
  • Taninos.
  • Flavonoides.
  • Acetato de linalilo.
  • Fécula.
  • Asparagina, principalmente en su raíz.
  • Vitaminas A y C.
  • Glucósidos.

Si bien es cierto que las propiedades de la Salvia, están ampliamente registradas y probadas por sus variados beneficios, no está demás advertir, que todo en exceso puede ser perjudicial para el cuerpo humano.

Entre las contraindicaciones que podría presentar el uso de esta planta, se destacan que: la tuyona contenida en el aceite esencial, puede ser perjudicial en mujeres embarazadas, personas con problemas renales e infantes. Su abuso en dosis elevadas, puede provocar intoxicación y estremecimientos corporales. Se recomienda la supervisión de un profesional de la medicina para el uso de la Salvia con fines terapéuticos y cualquier otro compuesto; bien sea natural o químico.

La Salvia, sus usos y beneficios

A pesar de ser una familia de plantas tan extensa, la Salvia, en general, tiene propiedades similares que se pueden encontrar en cada una de las especies. La Salvia Verbenaca, la Salvia Pratensis y, especialmente, la Salvia Officinalis, son las más conocidas y de uso más extendido.

Gracias a sus principios activos, esta planta tan versátil, puede aplicarse para sanar dolencias como:

  • Gastritis.
  • Diarreas.
  • Calambres corporales.
  • Como hipoglucémico: esto es, como coadyuvante en la reducción del azúcar en la sangre.
  • Como cicatrizante y antiséptico: gracias a la presencia abundante de taninos es muy útil para limpiar, desinfectar y sanar heridas, llagas y aftas.
  • Antioxidante.
  • Anti inflamatorio.
  • Complemento digestivo: estimulando el apetito.
  • Antibiótico.
  • Anti vomitivo.
  • Favorece las funciones menstruales y es de efectos altamente beneficiosos cuando se entra al portal de la menopausia, aliviando sus principales síntomas.
  • Se ha comprobado también, que la Salvia permite una pronta recuperación cuando se aplica para mejorar infecciones vaginales.
  • Ayuda a eliminar la retención de líquidos.
  • Antiespasmódica.
  • En la higiene corporal: como antidiaforético, ya que, sus aceites esenciales, han sido aplicados como antisudoral de reconocida eficacia reduciendo la transpiración excesiva.
  • Alivia la gingivitis.
  • Ayuda en la reducción de gases y flatulencias.
  • Favorece en la recuperación de problemas respiratorios.
  • Tonifica el sistema nervioso, especialmente en casos de depresión y estrés.
  • Permite el relajamiento muscular.
  • También es usada para ciertos tratamientos de belleza.

¿Cómo se debe usar la Salvia?

Para poder aprovechar todas sus propiedades terapéuticas, las mejores formas de obtener los beneficios de la Salvia, son:

  • Infusiones. En este caso las medidas a usar serían unos 20 gramos de hojas de salvia, secas o frescas, por cada litro de agua caliente. Se reposa y se filtra, y de esta bebida pueden tomarse unas 3 tazas al día. Sobre todo, cuando se quieren sanar problemas estomacales.

Propiedades de la salvia-3

  • Esencia. A razón de 2 a 4 gotas del líquido puro o acompañado con un poco de azúcar, para suavizar el sabor amargo. Importantísimo no exceder esta cantidad.
  • Tintura. Se hace una maceración, durante una semana, de una medida de hojas de salvia por 10 de alcohol. Pasado ese tiempo, se filtra el líquido resultante y se pueden tomar entre 30 a 40 gotas, dos veces por día.
  • Otros medios: Extractos, comprimidos y cápsulas; de venta en tiendas naturistas o en farmacias.

Usos culinarios

La Salvia es utilizada a menudo en la cocina, no solo por sus efectos benéficos a nivel estomacal. Su intenso aroma, la cataloga como una de las plantas más importantes dentro de la gastronomía mundial. En la cocina europea del Mediterráneo, la salvia es esencial.

Sin embargo, es bueno usarla con moderación debido a su sabor picante y amargo.

Sus hojas frescas o secas, dan un gusto particular a:

  • Sopas.
  • Carnes.
  • Pescados.
  • Ensaladas.
  • Guisados.
  • Para aromatizar el aceite y el vinagre.
  • Y en platos hechos a base de diferentes verduras.

Para finalizar, hay que destacar otro de los usos que se le destinan a la Salvia y que alegra la vista por encima de todo, es en el plano ornamental. Su vistosidad y el colorido de sus flores en verano, no tiene igual.

No olvides compartir!

A %d blogueros les gusta esto: