Propiedades Medicinales de la Gayuba

La Gayuba, Arctostaphylos uva-ursi, es una planta que, como su nombre científico nos indica (uva de osos), produce una de las bayas predilectas de estos grandes habitantes de los bosques. Para nosotros los humanos, el sabor de esta fruta resulta desagradable.

Otros nombres nombre comunes incluyen: agayuva, aguavilla, amagüeta, manzanilla de pastor, manzaneta, uva de zorro, madroño rastrero; entre muchos otros. Ha sido muy apreciada desde tiempos inmemoriales. Y es muy común observarla revistiendo los suelos de bosques y zonas montañosas.

Sus propiedades medicinales y usos beneficiosos son muchos.

La Gayuba en la historia

Su historial medicinal es tan antiguo que se remonta a comienzos de la era cristiana. Los pueblos de las más altas latitudes europeas ya la usaban para remediar sus males, se aprovechaban sus hojas en infusiones y también aparecía documentada en antiguos recetarios botánicos desde el siglo XIII.

En el continente americano, ya que siempre ha estado muy presente en casi toda la región central de Norteamérica, la Gayuba, ha sido utilizaba por los nativos como uno de los elementos principales de las pipas de la paz, por sus aparentes efectos narcóticos. También utilizaban sus hojas para obtener algunos tintes, que luego eran empleados en pinturas rituales o sagradas.

Hoy en día, se le sigue conociendo por sus efectos benéficos en tratamientos para males del sistema urinario, problemas en la piel, remedio para problemas de los ojos, entre otros.

Características principales de la Gayuba

Forma parte de la familia de las Ericáceas, es una planta que crece a ras del suelo y sus ramas tienen la propiedad de crecer, hasta aproximadamente unos 2 metros de su tallo, en forma horizontal. A su vez se ramifica hacia los lados, hasta unos 30 centímetros de longitud. Puede alcanzar el metro y medio de altitud.

Propiedades Medicinales de la Gayuba-1

Cada tallo tiene raíces independientes, esto le asegura una rápida supervivencia al facilitar su reproducción. Sus raíces también aportan protección a la superficie del suelo el evitar la erosión del mismo.

Mantiene el color de su follaje siempre verde a pesar de las rigurosidades de las estaciones más frías, por lo que se le conoce como un arbusto perenne. Puede esparcirse por el suelo a manera de tapiz y también suele aparecer colgando de ciertos terrenos como declives o terraplenes.

Su tallo es de color rojizo y de consistencia leñosa, con muchos brotes. Sus hojas que son las que poseen propiedades medicinales, se agrupan en los extremos de las ramas del tallo, son verdes, brillantes y más oscuras en su parte posterior; son opuestas con forma de espátula, bordes redondeados y un corto peciolo. Pueden crecer hasta los 2 centímetros y son amargas al paladar humano.

Sus flores tienen colores que van desde el blanco hasta el rosáceo y con forma de cuenco o campana. Crecen en racimos colgantes que se extienden desde las uniones de las hojas y florecen entre finales del verano y comienzos del otoño, época en la cual es más común su recolección.

El fruto, que es la baya que encanta a los plantígrados y a otros animales del bosque, suele ser carnoso y de color rojo, muy lustroso cuando madura, tiene un tamaño aproximado de 10 mm de diámetro. Su interior acoge las semillas, que son de unos 4 mm aproximadamente.

Se encuentra en forma abundante en terrenos pedregosos de montañas, claros de los bosques y zonas con relativa humedad. Habita principalmente en regiones de la cuenca mediterránea, y en las latitudes altas de Europa, Asia y América del norte. Puede llegarse a encontrar en alturas que van desde los 500 o los 2000 metros. Según la región en donde se reproduzca o cultive, la Gayuba, puede presentar ciertas diferencias en cuanto a formas y tamaños.

Al recolectarse, sus hojas y ramas se secan al sol.

Principales compuestos químicos de la Gayuba

Sus componentes activos hacen de la Gayuba una planta muy rica en propiedades astringentes, diuréticas y antisépticas. Entre los principales compuestos tenemos:

  • Ácido ascórbico.
  • Taninos Gálicos: poligaloilglucosa, principal factor astringente de la Gayuba.
  • Terpenoides.
  • Iridoides: monotropeósido.
  • Alantoína: también de efectos astringentes y cicatrizantes.
  • Arbutósido: responsable de sus propiedades antimicrobianas. El arbutósido se hidroliza en el interior del cuerpo humano y libera hidroquinona, que pasa por los riñones aportando amplios beneficios.
  • Flavonoides, entre los que destacan: quercitina, isoquercitina, miriscitrina, hiperósido, isoquercitrósido,
  • Glucósidos.
  • Metilarbutina.
  • Ericinol.
  • Ericolina.

Cada uno de estos compuestos pueden variar en cantidad por efectos de: la región geográfica de la planta, el secado y la edad de las hojas.

Principales acciones benéficas de la Gayuba

La parte de la Gayuba que se utiliza en la medicina herbolaria son sus hojas, allí residen sus componentes activos que aportan los siguientes efectos benéficos:

  • Antiséptico del tracto urinario y para el tratamiento de infecciones genitourinarias. Sus compuestos activos, están indicados para tratar afecciones en las vías urinarias combatiendo un gran número de gérmenes, como los estafilococos, la escherichia coli, la candida albicans y algunos protozoos. A su vez es efectiva para lidiar contra la formación de cálculos renales, inflamaciones de la uretra, la vejiga o la próstata.
  • Antidiarréico. Su contenido de taninos la hacen efectiva contra la diarrea.
  • Antiinflamatorias y diuréticas. Aumenta la producción de orina, que puede facilitar la expulsión de la urea excesiva. Se recomienda la combinación de la Gayuba con otras plantas diuréticas, como la cola de caballo.
  • Para tratar hidropesías y para la reducción de peso. Resulta una opción natural que ayuda al organismo a tratar las retenciones y eliminar peso líquido.
  • Cicatrizante, vulneraria y hemostática. Desinfecta, detiene hemorragias y permite una más rápida recuperación de las heridas.
  • Colagogo. Es un efectivo purgante intestinal y a su vez facilita la limpieza de la vesícula biliar.
  • Puede ayudar en el tratamiento de enfermedades oculares, como la conjuntivitis. Esto va de la mano con sus efectos antiinflamatorios y antisépticos. La gayuba es efectiva combatiendo los síntomas de la conjuntivitis.

Propiedades Medicinales de la Gayuba-2

Principales dolencias que la Gayuba puede aliviar

  • Leucorrea
  • Vaginitis
  • Cistitis
  • Piedras
  • Ureteritis
  • Uretritis
  • Nefritis
  • Prostatitis
  • Dermatitis
  • Eritemas
  • Blefaritis

Algunas contra indicaciones a considerar

La Gayuba está indicada generalmente como una opción para tratamientos infecciosos. Toda infección debe ser evaluada por algún profesional de la medicina para determinar sus orígenes, el tratamiento a seguir y la gravedad de la dolencia. ¡Las infecciones no son juegos!

Su uso debe ser reconsiderado en los siguientes casos:

  • Enfermedades renales graves.
  • Enfermedades gástricas graves: se recomienda moderación en su uso, debido a que, los taninos pueden provocar molestias en estos casos.
  • Estreñimiento.
  • Enfermedades hepáticas.
  • Anemias.
  • Mujeres embarazadas y en periodo de lactancia.
  • Menores de 2 años.
  • Durante su uso, pueden aparecer náuseas y vómitos.

¿Cómo se debe usar la Gayuba?

Para obtener sus beneficios lo más recomendado es utilizarla de estas formas:

  • Decocción. A razón de 30 gramos de hojas de Gayuba por medio litro de agua, hervir unos 10 minutos y dejar reposar.
  • Infusión. En proporciones de 25 gramos de hojas por litro de agua hervida y caliente. Reposar y colar. Se pueden hacer varias tomas al día. O aplicar sobre la piel afectada. Aplica lo mismo en el caso de la decocción.
  • Maceración. Al macerar, los compuestos no están altamente concentrados como en las infusiones o la decocción, por lo tanto, se indica su uso de esta forma para personas sensibles. Tomar tibia.
  • Polvos. Desecada y molida a razón de 2 a 4 gramos al día.
  • Extracto fluido y en tintura. A razón de unas 30 o 40 gotas por día.

Importante: No se debe exceder estos tratamientos por más de 7 días.

No olvides compartir!