Propiedades Medicinales de la Galega

La Galega es una planta que se ha usado desde hace más de 4 siglos con fines medicinales. A partir de mediados del siglo XIX sus beneficios se han estudiado de forma científica.

La palabra galega, proviene del griego y literalmente significa “el que aporta o el que trae la leche”,. El nombre proviene de uno de sus antiguos como galactógeno, es decir, que ayuda en la producción de leche. Este efecto se usaba para aumentar la producción láctea del ganado en la antigüedad.

A día de hoy esta práctica se ha extendido para uso humano. En las regiones rurales en donde la Galega está presente, a las mujeres en periodo de lactancia se les ofrece té de galega para estimular las glándulas mamarias y mejorar la calidad de la leche materna.

Historia de la Galega

La Galega ha sido una planta de grandes beneficios para las civilizaciones humanas a través de la historia. Por ejemplo, cuando las grandes epidemias de peste asolaban Europa, la Galega era usada para aliviar los males de esta enfermedad.

Para las mujeres la galega ha sido un excelente aliado para aliviar los malestares derivados de los periodos menstruales, sobre todo cuando eran intensos. Además, la cocción a based de sus raíces ha sido utilizada en el acicalamiento femenino. Uno de sus comunes es para fortalecer el cabello. También era común su uso para estimular el desarrollo sano y fuerte de los infantes.

La galega tiene una gran versatilidad. Hoy en día se aprecia por sus propiedades antibióticas para tratar parásitos intestinales; aliviar malestares febriles; e incluso para contrarrestar los efectos secundarios por intoxicaciones causadas por el consumo de plantas venenosas y las picaduras de animales ponzoñosos.

Por otro lado la galega ha sido empleada como abono vegetal y como planta ornamental debido a  la belleza de sus flores.

 

propiedades medicinales de la galega

Características de la Galega

Su nombre científico es Galega officinalis, coloquialmente también recibe el nombre de Ruda Cabruna o Ruda Capraria, Gallega, Índigo Falso, Alfalfa Inglesa o Alfalfa Gallega, entre otros. Es una planta herbácea de tallos leñosos rectos y erguidos. Pertenece a la familia de las Fabaceae – Leguminosae.

Esta planata proviene de las regiones centrales y mediterráneas de Europa y el Oriente Medio, aunque actualmente su territorio de hábitat se ha ampliado considerablemente, llegando incluso al norte de América, varias regiones de Sudamérica y Japón.

Se le suele considerar como una planta invasiva, ya que, es de fácil cultivo y gran adaptabilidad. Pero esto es visto hasta cierto punto como algo positivo, pues la Galega aporta generosas cantidades de nitrógeno a los suelos donde crece, beneficiando con ello a las demás plantas a su alrededor.

Su promedio de vida sobrepasa los dos años. Puede alcanzar una altura de aproximadamente 100 centímetros. Sus hojas son alternas formadas por foliolos, se originan en la raíz de la planta, tienen un peciolo corto y son de color verde brillante.

Las flores crecen en racimos largos o espigas que nacen de las axilas de las hojas, tienen una tonalidad que va desde el rosa al purpura y poseen una belleza única. Sus pétalos se asemejan a una pequeña mariposa. Aparecen generalmente entre los meses de julio y agosto.

El fruto es una vaina o legumbre estriada de forma cilíndrica y desprovista de vellos, que dentro de sí posee entre 4 o 6 semillas de color marrón brillante.

Puede crecer en una gran variedad de suelos: campos húmedos y cálidos, terrenos baldíos y suelos arenosos, en áreas cercanas a ríos o arroyos, etc… Prefiere los territorios en donde pueda recibir grandes baños de sol.

Principales compuestos químicos de la Galega

  • Terpenoides nitrogenados
  • Alcaloides: galegina, hidroxigalegina, d-peganina
  • Glucósidos tales como: flavonas, saponina y taninos.
  • Guanidina: que tiene propiedades hipoglucémicas.
  • Aminoácidos: como la canavanina
  • Principios amargos.

Principales acciones benéficas de la Galega

Los componentes activos de la Galega son utilizados en los siguientes casos:

  • Purificante de la sangre: especialmente cuando esta ha sido expuesta a elementos nocivos y venenosos.
  • Tratamientos diuréticos: especialmente para aliviar afecciones genitourinarias como cistitis, uretritis, etc.
  • Enfermedades cardiovasculares: Además de purificar, fortalece el sistema circulatorio evitando la aparición de problemas cardiovasculares.
  • Puede mejorar sustancialmente el tratamiento de la diabetes, debido a que, la acción de los alcaloides presentes en la Galega sobre el sistema circulatorio, propicia la reducción de los niveles de azúcar.
  • Es un excelente digestivo: estimula el tracto gastrointestinal, de esta manera los nutrientes de los alimentos puedan absorberse adecuadamente por el organismo, evitando problemas digestivos.
  • Acción galactógena humana y veterinaria: estimulante de las secreciones mamarias para producir leche de mayor calidad y cantidad, tanto en animales como en humanos.
  • Cicatrizante: sus componentes son utilizados en la fabricación de cremas cicatrizantes, especialmente orientadas a la cirugía plástica.
  • Estimula la glándula hipófisis.

Contraindicaciones

Al ser usada la Galega como hipoglucemiante o antidiabético, es recomendable el asesoramiento medico: si bien sus alcaloides son efectivos para controlar el exceso de azúcar en la sangre, una dosis elevada puede provocar que los niveles de glucosa bajen en demasía, ocasionando efectos indeseados.

Es probable que la supervisión médica prescriba derivados semisintéticos de esta planta. Estos proporcionarán efectos más nivelados y resultados similares y más seguros.

En usos veterinarios, la Galena puede resultar tóxica para el ganado si este llegase a alimentarse directamente de ella cuando está fresca, especialmente de sus sumidades floridas. Esto casi siempre sucede en periodos donde la sequía reduce los pastos y la Galena se presenta por su resistencia al clima, como la única fuente de alimento.

En todo tratamiento medicinal a administrar, hay que tener reservas en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, así como también en infantes.

flores de galega

¿Cómo se usa la Galega?

Generalmente las partes de la Galega más utilizadas en la actualidad son sus hojas. Para usarlas, estas se recogen cuando la planta está en floración y se dejan secar. También suelen utilizarse sus semillas no maduras.

  • Infusión. Se utilizan las hojas secas de la Galega en proporciones de 1 a 2 cucharaditas en medio litro de agua hirviendo, se deja reposar y cuela al enfriar. Se beben de 2 a 3 tazas al día. Esta infusión es excelente para la hiperglucemia. Las dosis no deben exceder los 15 gramos por litro de agua.

No olvides compartir!