Propiedades medicinales ashwagandha (ginseng indio)

La Ashwagandha (Withania somnifera) es un arbusto con pequeñas flores amarillas y hojas en forma de lágrimas. Se trata de una de las plantas medicinales más antiguas de las que se tiene registro, y se cree que fue utilizada por primera vez hace más de 3 mil años en la India.

Esta planta con propiedades adaptógenas se encuentra en la India, Pakistán y Sri Lanka. En los Estados Unidos se ha hecho popular y su comercialización es cada vez mayor. Tiene altas propiedades somníferas y, al mismo tiempo, aporta energía al cuerpo.

La Ashwagandha también es conocida como ginseng indio y cereza de invierno. Hay quienes aseguran que su olor se asemeja al de los cabellos. Se le atribuyen propiedades medicinales contra el cáncer, para los nervios, trastornos digestivos, problemas relacionados con la sexualidad, y es principalmente conocida por proporcionar energía y bienestar al organismo, a la vez que es una fuente de hierro, potasio, alcaloides y ácidos grasos.

withania somnifera

Propiedades terapeúticas

La planta de los deportistas

El ginseng indio es una de las plantas medicinales que más aporta beneficios a los deportistas, ya que es una fuente energética, ayuda a mejorar la musculatura, el tejido óseo y las articulaciones.

Puede ser utilizada antes de realizar un entrenamiento y después de él, pues prepara al cuerpo para hacer esfuerzo físico aumentando la vitalidad, la resistencia y disminuye la fatiga.

Un afrodisiaco natural

Gracias a que ayuda a reducir los niveles de estrés y la grasa muscular, la Ashwagandha es un afrodisiaco natural muy potente. Está comprobado que mejora la libido tanto en hombres como en mujeres, por lo que suele recomendarse a parejas que han perdido el apetito sexual.

También se le atribuyen propiedades para mejorar el sistema hormonal femenino, los neurotransmisores y ayudar a los hombres a tener un esperma sano, evitando la eyaculación precoz y la impotencia. Por eso es muy usada por parejas que desean tener hijos.

Las mujeres que toman esta planta de origen indio ven disminuidos los malestares ocasionados por la menstruación y sufren menos los efectos de la menopausia. Además, es capaz de regular el ciclo menstrual y reducir el sangrado en las mujeres que padecen de flujo abundante.

Contra enfermedades crónicas

La Ashwagandha, además de aportar una sensación de bienestar general gracias a sus poderes antioxidantes y desinflamatorios, también se usa para prevenir enfermedades crónicas como el cáncer.
Tiene la capacidad de minimizar el crecimiento tumoral y se cree que podría eliminar las células de cáncer sin dañar las células buenas, gracias a que es capaz de generar oxígeno. Algunos estudios demuestran que sus efectos sanadores podrían ayudar, en especial, a los pacientes con cáncer de pulmón, mama, colon y cerebral.

También es una fuente de energía muy utilizada en personas con VIH positivo.

El consumo de Ashwagandha ayuda a mejorar el funcionamiento del sistema nervioso y es capaz de potenciar la memoria. Esto la convierte en una esperanza para los pacientes con Alzheimer y Parkinson.

ginseng indio

¿Cómo se consume la Ashwagandha?

  • Té de Ashwagandha: Para preparar el té de esta planta medicinal hay que utilizar raíces secas y hervir durante unos treinta minutos. Después, dejar reposar durante quince minutos más y tomar de inmediato. Quienes usan la Ashwagandha como infusión, deben tener en cuenta que al hervirla se pierde el 60 por ciento de sus propiedades, por lo que es necesario tomarla por lo menos dos veces al día, para que sus resultados sean efectivos.
  • Cápsulas blandas: Muchas empresas de medicina natural han desarrollado cápsulas blandas con el ginseng indio. Se pueden consumir a diario y se recomienda hacerlo una hora antes de ir a dormir para que, además de todos los beneficios que posee, se goce de un sueño reparador.

Cuando se decide iniciar un tratamiento con Ashwagandha es preciso tener en cuenta que, pese a sus maravillosas propiedades medicinales, está contraindicada en personas que padecen de hipertiroidismo y en mujeres embarazadas o que estén en proceso de lactancia.

Por ser una planta que también ayuda a tranquilizar los nervios puede aportar efectos sedantes, por lo que, si se consume en exceso, la persona puede sufrir un estado hipnótico.

No olvides compartir!