Propiedades medicinales angélica silvestre

Angélca silvestre

Carminativo, Digestivo, Emenagogo, Expectorante, Sedante.

La angélica silvestre (Angelica sylvestris) es una planta herbácea común en zonas húmedas, llaneras y montañas. Es nativa de Europa y Asia, crece usualmente en campos de cultivo, zonas boscosas y regiones templadas. Se puede adaptar muy bien a diversos tipos de suelos, desde arenosos y alcalinos, hasta suelos con bajo pH. Así mismo, puede crece en cualquier tipo de nivel de sombras o luz. Debido a su gran capacidad de adaptarse, la angélica silvestre es considerada especie invasiva en las tierras de cultivo. Anteriormente hablamos de la Angélica doméstica (Angelica achangelica), una planta con propiedades muy similares y que también te podría interesar.

La angélica silvestre alcanza entre 1 y 2.5 metros de altura. La raíz es de gran tamaño y carnosa. El tallos en un principio es de textura suave pero con el tiempo adquiere una textura leñosa. Las hojas son de gran tamaño, de forma lanceolada y con los bordes ligeramente dentados. Las flores son de un colo entre amarillo y verde. Éstas son relativamente pequeñas pero se agrupan en ramilletes conformados por hasta 40 florecillas.

La colecta se realiza durante el otoño. La parte de interés son las raíces de la angélica. Se seca la planta al sol o a sombra, después se tritura y almacena el polvo en contenedores herméticos y de color obscuro.

Precaución. Algunas personas pueden tener una reacción fotosensible al contacto con la angélica. Debido a ello recomendamos siempre usar guantes durante la colecta.

Propiedades terapéuticas

La angélica silvestre posee muchas propiedades curativas. Es quizá una de las plantas más interesantes que podemos encontrar en la literatura. Se le atribuyen las siguientes propiedades:

  • Digestiva y carminativa. Ayuda a mejorar la digestión y reducir los gases. Ideal para personas que tienen problemas de digestiones pesadas o estómagos sensibles. También se usa para casos de aerofagia (es decir, cuando aspiramos mucho aire hacia el estómago), y nos termina causando dolores y una sensación de nausea.
  • Antiescorbuto. Por su contenido en vitamina C, ayuda a prevenir esta enfermedad. Durante el siglo XX se uso como fuente de alimentación.
  • Tónico. Ayuda a mejorar la actividad estomacal, ideal para casos de atonía digestiva, tensión abdominal y posibles estreñimientos.
  • Reguladora del ciclo menstrual. Esta propiedad no se ha logrado confirmar. En la medicina tradicional austriaca se ha usado esta planta para regular el ciclo y reducir el sangrado.

Otras propiedades menos estudiadas incluyen:

  • Remedio para el asma de origen nervioso.
  • Ligero sedativo, especial para dolores de cabeza y migrañas.
  • Insuficiencia hepática.

Modo de uso

  • Polvo. Se prepara a partir de las raíces de la angélica. Estas se trituran en un mortero hasta obtener un polvo fino. Se espolvorean dos o tres cucharaditas en un vaso de agua. Se puede añadir un poco de miel para endulzar. Se toma antes de cada comida para mejorar la digestión y reducir los malestares estomacales.
  • Infusión. Empleamos 40 gramos de raíces desmenuzadas por cada litro de agua. Se lleva a punto de ebullición el agua y se añaden después las raíces. Se deja reposar durante media hora. Se toma una taza después de cada comida. De igual manera, ayuda a mejorar la digestión.
  • Tintura. Maceramos las raíces en alcohol durante 10 días. Empleamos 20 gramos de raíces en polvo por cada 80 mL de alcohol (mínimo de 70º). Después de los 10 días se filtran los sobrantes de la raíz y se vierte en un cuentagotas. Añadimos 15 gotas en un vaso de agua y lo tomamos antes de cada comida (unos 15 minutos antes de comer). Alternativamente podemos añadir estas gotas en un terrón de azúcar. Esta tintura abre el apetito y mejora la digestión.
  • Vino. Se maceran las raíces trituradas por 15 días. Empleamos un vino blanco (1litro aproximadamente) por cara 60 gramos de raíz. Después de macerado filtramos con un paño limpio y almacenamos. Podemos tomar una copa después de cada comida. Existen muchas variantes del vino de angélica, por ejemplo, hay quienes añaden un poco de canela a la preparación o varían las proporciones de raíz y vino, esto tiene como resultado licores de distintas concentraciones. Incluso se pueden preparar licores de alto grado.

No olvides compartir!