Propiedades medicinales aleluya

Aleluya medicinal

Astringente, Diurética, Depurativa

La aleluya (Oxalis acetosella) es una planta … Crece en climas templados, preferentemente a la sombra de árboles. Es común en casi toda Europa y en distintas regiones de Asia. Se adapta muy bien a todo tipo de suelos, pudiendo soportar suelos alcalinos con pHs debajo del 4.0. Existen diversas especies con nombres y aspecto similar a la Oxalis acetosella. Algunas de estas otras especies se pueden encontrar en Norteamérica. Se le conoce como aleluya ya que su floración suele ocurrir en los días entre Pascua y Pentecostés.

Crece prácticamente al ras del suelo donde podemos apreciar un rizoma grueso y corto del cuál se desprenden las ramas. Las hojas son lobuladas y se dividen en dos segmentos opuestos. Las flores son de color blanco, poseen 5 pétalos y tienen una forma ligeramente cónica. Su color es blanco y tiene lineas de color morado o púrpura. El fruto es una diminuta cápsula de apenas 10 mm con forma ovalada.

La parte de interés medicinal son sus hojas. La colecta se realiza durante la primavera o el verano. De preferencia se emplea la planta fresca. La planta seca pierde rápidamente sus propiedades. Esto crea un gran problema si se quiere usar esta planta.

Propiedades terapéuticas

La aleluya tiene una gran variedad de propiedades benéficas para nuestra salud, incluyendo:

  • Diurética. Ayuda a evacuar el exceso de líquidos del cuerpo.
  • Depurativa y descongestionante del hígado. Ayuda a a limpiar toxinas del cuerpo, alivinado la carga del hígado y ayudándonos a sentir mejor.
  • Antifebril. Ayuda a controlar las fiebres.

Al ayudar a evacuar el exceso de líquidos puede también ser de gran beneficio para pacientes con problemas de riñón (piedras de riñón). Sin embargo, la oliguria causada puede también afectar de forma negativa al riñón. Si estás interesado en emplear la aleluya para problemas del riñón es importante primero consultar a un médico.

Contraindiciaciones: La aleluya contiene ácido oxalácico (oxalato), el cual reduce la absorción de calcio. Si tienes problemas de los huesos (por ejemplo, osteoporosis), desaconsejamos el uso de esta planta.

Modo de uso

  • Cocción. Se macera la planta fresca durante dos horas. Desmenuzamos un puñado de hojas secas dentro de 1 litro de agua. La hervimos a fuego bajo y colamos. Se toman entre dos y tres tazas al día.
  • Condimento. Se pueden cortar hojas frescas y añadir como condimento en ensaladas. La aleluya tiene un sabor ácido que puede combinar muy bien con ensaladas frescas.
¡Es importante compartir!...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone