Matcha, el té de la eterna juventud

El Matcha se ha popularizado en todo el mundo por los beneficios que aporta al organismo. Se trata de hojas de té verde finamente molidas que, al ser procesadas, intensifican sus propiedades y aportan lo mejor de sus nutrientes a quien lo consume.

El color verde del Matcha es muy intenso, incluso puede llegar a brillar. Tiene el olor característico del té verde y su sabor es muy agradable.

Para hacerse una idea de los poderes del Matcha: Tomar un vaso de este preparado equivale a los beneficios que aportarían diez tazas de té verde. Esto es debido a que cuando se hace una infusión muchos de los componentes activos del té verde quedan en las hojas, mientras que al ser sometido a un proceso de secado y triturado no se pierde absolutamente nada de la planta.

propiedades matcha

Beneficios para la salud

El origen de este polvillo se encuentra en Japón y de allí se extendió a otros países, en las regiones donde aún se comercializa. Los amantes de sus beneficios suelen adquirirlo a través de tiendas online. El té de Matcha se caracteriza por tener altos niveles de antioxidantes, vitaminas, minerales y aminoácidos.

  • Por tratarse de una bebida antioxidante se la denomina también el té de la eterna juventud. Consumirlo proporciona beneficios múltiples, rejuvenece y aporta vitalidad.
  • Para adelgazar: Es un potente quemador de grasa, por lo que resulta un complemento ideal a la hora de iniciar una dieta para perder peso. Al empezar a consumirlo se verán resultados en pocos días.
  • Refuerza el sistema inmunológico: Contiene cateninas y antioxidantes, que resultan beneficiosos en tratamientos para enfermedades crónicas, como el cáncer y la artritis. Al reforzar el sistema inmunológico aporta fuerza, protege al cuerpo y hace sentir mucha vitalidad, de ahí que se crea en la eterna juventud con el té de Matcha.
  • Proporciona energía y calma: La cafeína que contiene es conocida como teanina, lo que proporciona energía y a la vez calma. Es ideal para mantener a raya la ansiedad, controla el colesterol y también los niveles de azúcar en la sangre.
  • Para el sistema digestivo: El té de Matcha es rico en niacina, que es ideal para que el cuerpo deseche químicos y mejore la digestión, por lo que consumirlo alivia en gran medida las dolencias relacionadas con el estómago. Si se acompaña de una dieta saludable, las molestias de acidez, inflamación del colon y el estreñimiento tienden a desaparecer.
  • Limpiador de la sangre: Gracias a que posee clorofila es un potente limpiador de la sangre y liberador de toxinas en el cuerpo. Al limpiar la sangre, ayuda al cuerpo a mejorar también su sistema inmunológico.

Preparación del té

Hay varias maneras de preparar y consumir el té de Matcha. Una de las más sencillas es añadir una cucharadita del polvo verde a una taza de agua caliente y mezclar fuerte, si se cuenta con una batidora mucho mejor; la idea es que no queden grumos en la bebida, para que pueda ser disfrutada con más gusto.

Los japoneses respetan mucho su cultura, por lo que para elaborarlo utilizan las herramientas tradicionales para el té verde, que son: el chashaku —cucharilla de bambú— y el chesen —batidor de bambú—. Estos instrumentos se utilizan para mezclar el Matcha con el agua. Por lo general, se prepara cremoso. Para lograr esa consistencia se usa mucho más té de lo normal, de tres a cuatro cucharadas.

El Matcha también se utiliza en Japón para dar sabores fuertes a los postres.

Contraindicaciones del té de Matcha

Como ya hemos explicado, el té de Matcha no desperdicia ninguno de sus nutrientes, pero tampoco pierde nada de la cafeína. Por lo tanto, su consumo debe hacerse con cuidado. Está contraindicado para pacientes con afecciones del corazón, enfermedades renales y úlceras estomacales.

No olvides compartir!