Hongo chaga y sus propiedades

El hongo chaga (Inonotus obliquus) es un alimento adaptógeno capaz de fortalecer el sistema inmunológico además de otros beneficios para la salud.

¿Qué es el hongo chaga?

El chaga es uno de los hongos más potentes que existen, es un parásito que crece naturalmente sobre la corteza del abedul blanco, un árbol que crece en Europa, Rusia, Corea y en algunos lugares de Estados Unidos y Canadá.

Es también conocido como nariz de carbón, es un alimento rico en nutrientes poseen altos niveles de vitamina B, potasio, cesio, fibra, cobre, zinc, magnesio, calcio, entre otras.

Nace en climas fríos y su crecimiento es bastante lento, posee un color oscuro y la forma se asemeja a un trozo de carbón debido a la alta presencia de melanina.

Los compuestos como la betulina y el ácido betulínico que obtiene el árbol abedul hacen que el hongo de chaga tenga propiedades medicinales.

La forma tradicional de consumir el hongo de chaga es en pequeños trozos, estos se preparan en forma de infusión mezclado con agua y azúcar al gusto, obteniendo una bebida como resultado muy parecida al café.

También se puede encontrar pulverizado o encapsulado, estos extractos se usan principalmente en la preparación de bebidas como el té, chocolate, leche, batidos e incluso helados. 

Otro método muy bueno de consumir el hongo de chaga es mezclándolo con esencias como la canela, la cúrcuma, el jengibre, la pimienta, ya que son propiedades bastantes utilizadas en la cocina.

Beneficios para la salud

  • Protege el sistema cardiovascular debido a sus riquezas de polisacáridos, que son fundamentales para mejorar los niveles de azúcar en la sangre. (Wang et al.) Esto es sumamente benéfico para quienes padecen de diabetes o trastornos del corazón.
  • Contiene propiedades antioxidantes, los cuales permiten la producción adecuada de proteínas, retrasando los procesos de envejecimiento generados en el cuerpo por el paso del tiempo.
  • Fortalece el sistema inmunológico, también funciona como calmante contra extrañas situaciones de estrés.
  • Posee efectos inmuno-impulsores protegiendo el organismo contra enfermedades como el cáncer y tumores.
  • El hongo chaga contiene polisacáridos llamados betaglucanos, estos azúcares combaten parásitos y bacterias como la cándida.
  • Ayuda en el tratamiento de enfermedades inflamatorias, úlceras, diabetes y gastritis.
  • Ofrece resultados favorables durante terapias de quimioterapias y radiación, ya que la betulina ayuda a desintoxicar el hígado y proteger el organismo contra los efectos dañinos de estos tratamientos.
  • Actúa como suplemento natural, sirve para regular significativamente el aumento hormonal, disminuye el estrés y trata el síndrome de la fatiga crónica.
  • Entre sus componentes activos se encuentran B-glucanos y triterpenos.
  • El hongo de chaga es inmunoestimulante, esto ayuda a regular el sistema inmune controlando enfermedades comunes y/o alergias.
  • Además posee acción antimicrobiana, la cual ayuda en los procesos gástricos y el control del colesterol en el cuerpo.
hongo chaga medicinal

Modo de uso y presentación

El hongo chaga crece en zonas boscosas del hemisferio norte (América, Europa y Asia), el cual es relativamente fácil de identificar. Sin embargo, nosotros desaconsejamos la colecta y consumo de hongos salvo se tengan los conocimientos necesarios para identificarlo correctamente. Existen muchas especies de hongos las cuales pueden ser nocivas para la salud.

La forma más común para adquirirlo y consumirlo es como suplemento alimenticio en forma de polvo o fragmentos deshidratados. Este se puede adquirir a través de tiendas especializadas en productos naturales.

El hongo deshidratado se usa para preparar infusiones. Mientras que su versión de polvo se puede adicionar en distintas bebidas como chocolate caliente, té, leche o malteadas. Finalmente también se vende en comprimidos los cuales se consumen junto con otros alimentos.

Como dato interesante, los hongos chagas se deben de colectar en la naturaleza. Cuando este se cultiva de forma artificial su composición suele ser menos efectiva. Actualmente existen investigaciones que buscan la forma de poder cultivar este hongo de forma efectiva y seguir manteniendo sus compuestos de manera óptima.

Investigaciones realizadas

En la década de los 60 científicos finlandeses, americanos y rusos realizaron diversas investigaciones que constataron su utilidad en procesos oncológicos, enfermedades cardiovasculares y crónicas.

A partir de estos estudios y tras la publicación en 1968 de la “Obra Pabellón del Cáncer” hecha por el ganador del premio Nobel Aleksandr Solzhenitsyn, el hongo chaga ganó popularidad en todo occidente.    

Para el año 2008 médicos surcoreanos realizaron un estudio con hongos chaga sobre pacientes con problemas cardiovasculares.

Dicha investigación demostró que los hongos contienen ácido betulínico, el cual descompone el colesterol LDL dañino, ayudando a mantener la salud cardiovascular que es esencial para el cuerpo.

Investigadores del Centro de Investigación Vestibulocorclear de la Escuela de Medicina de la Universidad Wonkwang en Corea del Sur encontraron que los hongos chaga tienen tres componentes que inhiben significativamente la formación de la metástasis.

Estos hallazgos serían útiles sobre el tratamiento de los pacientes con cáncer, debido a que será posible prevenir la metástasis de una manera más natural.

Este instituto de investigación también descubrió en el 2014 que los hongos chaga son efectivos en el tratamiento de los virus del herpes, y que ayudan a eliminar los síntomas físicos obvios de las enfermedades en la piel.

Finalmente existen estudios que han demostrado su efectividad en el tratamiento de pancreatitis en modelos de ratones. (Hu et al.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *