Hidrastis o sello de oro, un potente antibiótico y potenciador del sistema inmunológico

La Hidrastis (Hydrastis canadensis), también conocida como Sello de Oro o Cúrcuma Canadiense, es una planta medicinal que se usa desde el año 1700, cuando se descubrieron sus propiedades curativas.

Es originaria de Canadá y del noreste de Estados Unidos. Se caracteriza por no llegar a crecer más de 50 centímetros. Sus hojas son de color amarillento y el tallo se vuelve púrpura con el transcurso del tiempo.

Sus componentes activos son alcaloides, isoquinolina, hidrastina, berberina, hisrastinina, tetrahyborberestina, canadina y canalidina. El componente de mayor interés es la hidrastina, la cual llamó la atención de investigadores hace algunas décadas, quienes rápidamente comenzaron a estudiar sus otras propiedades.

Hydrastis canadensis

Propiedades terapéuticas del Sello de Oro

La hidrastina es un alcaloide isoquinoleico que actúa como vasoconstructor. A esta planta se le atribuye la capacidad de poder curar fuertes infecciones y reforzar el sistema inmunológico.

Desde que la planta fue descubierta se le atribuyen un gran número de beneficios. En la mujer, por ejemplo, es capaz de controlar los dolores asociados con la menstruación y regular las hemorragias abundantes. Otro de sus beneficios es que ayuda a quienes padecen de hemorroides, gracias a que tiene facultades antiinflamatorias.

Uno de los tratamientos que ha resultado efectivo con la Hidrastis es el relacionado con los pacientes que sufren cáncer: los ayuda a no perder peso, a evitar los estados de depresión y la debilidad general.

¿Cómo se consume?

Los efectos sanadores de la Hidrastis se encuentran en el tallo. Como tiene una gran variedad de poderes curativos, hay distintas indicaciones sobre su consumo para cada problema. Debe ser un homeópata quien prescriba las dosis recomendadas. A continuación, algunas referencias sobre cómo aportar bienestar al cuerpo mediante esta planta:

  • Cápsulas: Para tratar infecciones se deben consumir cápsulas de Hidrastis por lo menos tres veces al día, y la misma cantidad para tratar el estreñimiento en las mujeres embarazadas.
  • En gotas: En el mercado se obtienen medicinas a base de Sello de Oro, y deben tomarse entre 20 y 30 gotas tres veces al día. De esta manera se pueden mezclar en un vaso de agua.
  • Extracto seco: No se debe consumir más de 120 gramos al día, repartiéndolos en tres tomas.
  • Crema: Se pueden hacer ungüentos con partes del tallo y aplicar directamente sobre las heridas y otras afecciones de la piel. También se le atribuyen de este modo efectos antiinflamatorios.

Es importante que no se consuman los medicamentos derivados de esta planta durante más de dos semanas, y siempre bajo la supervisión de un especialista. Una dosis no recomendada puede resultar tóxica para el cuerpo humano.

No olvides compartir!