¿Es saludable la Leche no Láctea?

La leche no láctea, o libre de lactosa, son leches las cuales carecen de este azúcar (lactosa)y sirven a menudo como sustituto para la leche tradicional de vaca. Existen dos tipos de leches no lácteas:

Leches animales a las cuales se les adicionan enzimas. Estas encimas ayudan a degradar la lactosa, el cual es el azúcar causante de la intolerancia a la lactosa. Debido a la degradación de la lactosa, estas leches suelen tener un sabor más dulce.

Leches a base de de granos de alternativas vegetales. Si bien estas no son realmente leches, se les suele llamar así y ofrecen una saludable alternativa a la leche animal. Este tipo de leches se producen a partir de granos como el arroz, y trigo; frutas como el coco; o frutos secos como las almendras.

Las leches no lácteas se suelen consumir mucho por aquellos que sufren de intolerancia a la lactosa. Adicionalmente, en años recientes muchas personas han optado por esta alternativa ya que es mucho más saludable ya que carece de grasas saturadas, y se encuentra libre de colesterol ayudando a mejorar la salud del organismo.

Finalmente, si estás a favor de los derechos de los animales, encontrarás en las alternativas vegetarianas una excelente oportunidad para abogar por la causa y liberar a vacas y otros animales del comercio y explotación.

¿Qué es la leche libre de lactosa?

Se trata de una leche modificada a la cual se adiciona lactosa que es una enzima con dos azúcares; la glucosa y la galactosa, es por es que su sabor es distinto al de la leche clásica.

El principal ingrediente en muchas de las leches no tradicionales es el agua, es por eso que tiene menos proteínas que la leche de vaca, sin embargo, tienen gran cantidad de fibras y grasas no saturadas.

A su vez contienen calcio, vitamina D y fósforo que ayudan a la salud, mejorando el sistema digestivo, fortaleciendo los huesos y dientes.

Pero ¿Cómo es el proceso de deslactalización? Se aplica la enzima lactosa al producto antes de la pasteurización o ultrapasteurización.

Esto hace que las personas que son intolerantes a la lactosa no requieran hacer el proceso de hidrólisis o descomposición de esta azúcar de la leche, evitando lo trastornos intestinales.

¿Qué son las leches vegetales?

Las leches vegetales son aquellas que no tienen origen animal. Entre las mejores leches libe de lactosa podemos encontrar a leche de soya o soja, esta leche debido a su estación y preparación aporta una gran cantidad de vitamina A.

La leche de almendras, coco y arroz también son leches que aportan al organismo vitaminas, teniendo en cuenta que son leches muy suaves, bajas en calorías y can la misma cantidad de grasas no aturadas.

Estas leches se producen al moler los productos con agua y dejándolos macerar por una noche. Dependiendo del producto y el gusto también se puede agregar azúcar u otros condimentos.

Beneficios de la leche no láctea

  • La puede tomar cualquier persona, en especial quienes son intolerantes a la lactosa, debido a que algunas personas no producen lactosa, una enzima que está en los intestinos y cuya función es absorber los nutrientes de la leche.
  • Debido a que la leche es más ligera y suave evita síntomas como gases, dolores estomacales, colon irritable o inflamación de la barriga entre otros.
  • Debido al proceso de elaboración la leche deslactosada posee un menor porcentaje de grasas, tomar esta leche más una buena alimentación ayuda a bajar de peso.
  • Sus nutrientes, en especial el calcio contribuyen al fortalecimiento de los huesos.
  • Muchos especialistas sugieren tomar leche no láctea cuando se sufre de alteraciones en la presión, especialmente cuando es alta, debido a que la gran cantidad de minerales que posee la leche es la indicada para cuidar la presión arterial.
  • La leche no láctea es rica en vitamina D, propiedad que es especialista en prevenir que virus y bacterias entren a nuestro cuerpo y afecten nuestro sistema inmunológico.
  • La vitamina D contribuye a combatir el estrés y a disminuir el colesterol.
  • la vitamina B es otro de los nutrientes que posee a leche no láctea, esta propiedad ayuda a proteger nuestro corazón ayudando a que la sangre circule y llegue hasta él para que funcione de manera correcta. 
  • La leche no láctea también contiene vitamina A, una propiedad que ayuda a mantener un buen estado nuestra vista, contribuyendo a que no se deteriore con el pasar del tiempo.
alternativas leche

Investigaciones realizadas sobre la leche deslactosada

El servicio de Salud Nacional de Reino Unido recomienda que los niños entre 1 a 3 años de edad consuman al menos 350 miligramos de calcio por día.

Sin embargo, en el caso de los adultos, la recomendación es contradictoria ya que no existe indicios de que el consumo regular de leche evita el riesgo a sufrir alguna fractura o padecer enfermedades degenerativas en los huesos.

En este sentido, se ha demostrado que el consumo de leche no láctea no resulta contraproducente ni mucho menos representa un riesgo para la salud pública.

Según un estudio realizado en Suecia, mujeres que ingerían más de 200 ml de leche al día (menos de un vaso) registraron un riesgo más elevado de sufrir fracturas en sus huesos después de una caída.

Los investigadores suecos apuntaron que las personas más propensas a padecer de huesos débiles tienden a tomar más leche.

El consumo de leche es fundamental para el desarrollo del ser humano, sobre todo en su etapa de bebé y de adolescente.

Sin embargo, Christopher Gardner, nutricionista del Centro de Prevención e Investigación de Stanford descubrió que la intolerancia a la lactosa se trata de una dicotomía y no de un problema severo.

Pese a esto la demanda de leche deslactosada y de productos alternativos crece cada día más, y la leche no láctea se posiciona como uno de los más saludables del mercado mundial gracias a sus propiedades.

Leche vegetal vs leche animal

En general las leches vegetales tienen una menor cantidad de nutrientes que sus alternativas animales, por lo que suelen fortificar durante su producción. Sin embargo es importante resaltar algunos de sus principales beneficios, como por ejemplo:

  • Una menor cantidad de grasas y grasas saturadas. Debido a su origen vegetal también carecen de colesterol.
  • Su mayor contenido en fibra. En especial en el caso de leches de avena y soja.
  • El contenido de minerales, especialmente el del calcio, suele ser adicionado. Los granos y vegetales no contienen altas cantidades de calcio y potasio, por lo que estos son incorporados durante la producción.

Importante:

El consumo de estas leches no se recomienda como sustituto a la leche materna durante la lactancia. Esto debido a que la leche materna ayuda a fortalecer el sistema inmune del bebé a través de la presencia de inmunoglobulinas, las cuales están ausente en la leche vegetal.

Investigaciones sobre la leche vegetal

Lo primero es indicar que la leche vegetal se recomienda en personas que buscan bajar de peso. La cantidad reducida de grasas y colesterol es benéfica para ello.

Existe el mito de que la leche de soja tiene un alto contenido de isoflavonoides, los cuales se asemejan al estrógeno y que pueden causar cancer de mama en las mujeres y problemas en el sistema endócrino. Esta información es completamente falsa (fuente en inglés).

De acuerdo a la universidad de Harvard, existen muchos estudios que señalan que el consumo de leche vegetal está asociada a una menor incidencia de cáncer de colon. Sin embargo, también señalan que existe la posibilidad de una mayor incidencia de cancer de ovario y de prostata. Sin embargo señalan que todos estos estudios aún no son concluyentes.

En caso de que haya incidencia de estos padecimientos en tu familia es recomendable consultar con un médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *