Usos medicinales del Eleuterococo

El eleuterococo conocido como el ginseng siberiano es una planta que tradicionalmente se utiliza para incrementar el rendimiento físico e intelectual de las personas. Reduce los síntomas de fatiga y aporta resistencia al organismo.

La Eleutherococcus senticosus es un arbusto espinoso que puede llegar a medir más de 3 metros de altura, posee hojas palmeadas y flores pequeñas. Los frutos poseen un aspecto de baya y son de color negro.

Es una planta dicotiledónea que proviene de la familia Araliaceae, la misma del ginseng convencional, de allí su nombre “ginseng siberiano”. 

Normalmente crece en el norte de China, en Rusia, Corea del Norte y Japón. Pero es natural de las montañas de Siberia.

Forma parte de las plantas medicinales conocidas como adaptógenas debido a que estimulan el cuerpo humano de una manera atípica.

A diferencia de otras plantas la raíz del eleuterococo es la parte que mayor utilidad tiene. Contiene numerosos principios activos:

  • Polisacáridos heterogéneos
  • Fenilpropanoides.
  • Glucósidos.
  • Eleuterósido A (daucosterol, glucósido de b-sitosterol).
  • Eleuterósido B (siringina).
  • Eleuterósido B1 (isofraxidina, glucósido de isofraxidina).
  • Eleuterósido B4 (sesamina).
  • Eleuterósidos D y E.
  • Eleuterósidos I, K, L y M (saponósidos derivados del ácido oleanólico).
Eleutocoro, planta medicinal

Propiedades terapéuticas

El eleuterococo es una planta recomendada para personas que poseen un ritmo de vida bastante acelerado debido a que favorece a la rápida recuperación de los músculos.   

No obstante, de acuerdo a la Agencia Europea del Medicamento (EMA) la raíz del ginseng siberiano se usa para tratar la fatiga y el estrés.

El uso moderado del eleuterococo apunta a efectos antinflamatorios, antioxidantes, antimicóticos, antivirales y un aumento en el rendimiento mental.

Veamos sus principales propiedades y beneficios:

  • Favorece la resistencia del organismo, facilita la recuperación de la energía y aumenta la capacidad para realizar esfuerzos tanto físicos como mentales.
  • Propiedades tonificantes del sistema nervioso, el eleuterococo aporta elementos que ayudan a reducir los síntomas del estrés, la fatiga, la ansiedad y/o la depresión.
  • Mejora la circulación, la raíz de esta planta estabiliza los niveles de azúcar en la sangre.
  • Aumenta la concentración, la eleuterococo tiene la capacidad de incrementar los procesos creativos y agudizar la atención cerebral.
  • Fortalece el sistema inmunológico, favorece las defensas del organismo frente a bacterias y/o virus. Además, resulta útil en la recuperación tras una larga enfermedad.
  • Posee propiedades adaptógenas que favorecen el tratamiento contra la ansiedad.
  • Aumenta la función sexual debido a que estimula la secreción de hormonas en la zona testicular.
  • Antinflamatorio natural, la raíz de eleuterococo posee propiedades terapéuticas que sirven para tratar traumatismos y lesiones en el cuerpo. 

Modos de uso

La raíz de eleuterococo es generalmente utilizada como remedio contra el estrés, funciona como energizante, para contrarrestar los síntomas del insomnio y tratar enfermedades como la anemia y la jaqueca.

En dosis moderadas el ginseng siberiano resulta muy seguro, no es toxico pero puede llegar a causar síntomas no deseados como taquicardia y ansiedad.

En este sentido se recomienda no consumirlo por periodos muy largos y realizar pausas regularmente para evitar efectos secundarios como por ejemplo:

  • Infartos.
  • Hipertensión.
  • Fiebre.
  • Respiración aumentada.
  • Coronariopatías.
  • Infecciones o alergias.
  • Otros padecimientos cardiovasculares.

La planta de eleuterococo en todas sus presentaciones no se recomienda para mujeres embarazadas o durante el periodo de lactancia.

Por su parte la Comisión E de Alemania recomienda el consumo de eleuterococo como remedio alternativo para tratar el agotamiento y debilidad en personas con problemas para concentrarse o realizar trabajos físicos.

En cuanto a su consumo se puede tomar en forma de cápsulas o comprimidos, sin embargo es muy fácil de preparar cocinando la raíz de eleuterococo en agua hirviente.

El ginseng siberiano fue utilizado en el desastre de la planta termonuclear de Chernóbil como remedio en contra de los efectos radiactivos que presentaban las víctimas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *