Beneficios de la Espelta

La espelta, también conocida como Triticum Dicoccum, es un tipo de grano antiguo, el cual contiene múltiples propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

Este grano, original de Turquía, se cultivaba desde hace aproximadamente 7.000 años.

Con el tiempo se extendió por Asia, Europa y medio oriente convirtiéndose en la planta domestica más cultivada del mundo, al igual que la cebada.

La espelta, es un grano similar al trigo, por lo que si estás buscando información sobre el trigo común te recomendamos leer esta otra publicación.

¿Qué es el Triticum Dicoccum?

La espelta es un trigo vestido, cuyo grano se encuentra envuelto en una vaina que no se desprende de la trilla, por lo que hay que utilizar molinos especiales o sistema manual para eliminarlas.

Una de las razones de mayor productividad de la espelta es que es un cereal duro, por lo tanto crece bien en suelos pobres en nutrientes.

Por su parte, la siembra se realiza en otoño y la planta crece en cualquier ambiente y temperatura. Se cultiva con la semilla cubierta por su cascara, ya que esta capa protege al grano de ataques de hongos e incluso insectos.

La semilla de la espelta se encuentra en tres (3) formas: pequeña, mediana y grande. Las más usadas para el cultivo son las medianas y las grandes.

Además, en ellas se hallan cantidades significativas de vitaminas A, B, C, E,  lípidos, proteínas, fibras insolubles, sales minerales como el hierro, calcio, potasio, magnesio, selenio, zinc, fosforo y ácidos grasos poliinsaturados.

Es importante destacar que este tipo de trigo contiene gluten, pero, en pocas cantidades en comparación con otros tipos de trigos. Por lo tanto las personas que padecen de celiaquía o sensibilidad no lo pueden consumir.

Propiedades medicinales de la Espelta

La espelta ha pasado a formar parte del grupo de los superalimentos, a los que se le atribuyen propiedades como fibras, vitaminas, calcio, y sustancias importantes como antioxidantes.

  • La fibra presente es este trigo ayuda a la absorción de la glucosa. Por ese motivo, el consumo de la espelta disminuye los riesgos de la diabetes tipo 2.
  • También, reduce el colesterol malo ayudando a prevenir enfermedades cardiovasculares como la arteriosclerosis, el infarto y el accidente vascular cerebral (ACV).
  • Tanto las fibras como las proteínas presentes en el Triticum Dicoccum controlan el apetito y la ansiedad, ayudando a la reducción de ingesta diaria promoviendo el control del peso y rebaja de medidas
  • Debido a la gran cantidad de vitaminas existentes en la espelta, estas se digieren de forma más lenta, ayudando a mantener la energía y la dispersión a lo largo del día, siendo una excelente opción para los que practican actividades físicas.
  • La espelta es rica en sustancias antioxidantes entre ellos están los polifenoles, carotinoides y el selenio, estos compuestos previenen el envejecimiento prematuro.
  • Dichos compuestos también auxilian en el control del estrés y a reducir enfermedades crónicas como el cáncer y el Alzheimer.
  • La espelta contiene vitaminas B1 y B3, estas ayudan al proceso del metabolismo, funcionamiento del corazón y los músculos. También asiste al sistema nervioso central.
  • Además, la tiamina ayuda a sintetizar la acetilcolina, un neurotransmisor, siendo fundamental para la trasmisión de los impulsos nerviosos.
  • Fortalece el sistema inmunológico, debido a su alto contenido de vitamina C.     
  • Aumenta la salud de los huesos, gracias a su aporte de calcio al organismo.
Espelta vs trigo

Investigaciones realizadas

De acuerdo con el USDA (United State Departmnet of Agriculture) cada porción de una taza de Triticum Dicoccum o espelta cocido contiene aproximadamente 100 calorías, 26g de carbohidratos, 3,5g de fibras, 4g de proteínas, entre otros.

Una investigación de la European Journal of Clinical Cutrition mostró que la espelta, fue utilizada como reemplazo del trigo integral, el estudio arrojó que la espelta mejora parámetros metabólicos y reduce el estrés oxidativo.

Por otra parte, un estudio publicado por el Journal of Agricultural and Food Chimistry sobre la espelta demostró que contiene propiedades antioxidantes debido a su alta cantidad de fibra.

Mientras tanto, científicos en Italia observaron cambios positivos en la flora intestinal ante el consumo de la espelta, señalando que este alimento actúa como antiinflamatorio natural.

Modo de uso

La espelta es un grano similar al trigo y por ende se puede consumir de forma regular tal como lo hacemos con el trigo. Dependiendo del país en donde vivas los productos a base de espelta pueden ser más o menos comunes.

La espelta se ha comenzado a usar más y más en diversos países de Europa. También se ha popularizado su uso ya que en algunas personas su digestión es más fácil. Esto es de especial interés para aquellos que padecen de intolerancia al gluten.

Nuestra recomendación sobre el modo de uso es sencilla: busca en tu localidad una panadería que tenga productos a base de espelta, o bien, busca en tiendas harina de espelta y comienza a preparar pan casero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *